No profanar el sueño de las espumas: la maldición del misterio de Milwaukee.

Sucedió en febrero de 1969, en la planta de tratamiento de aguas residuales de Jones Island, en la localidad de Milwaukee (Wisconsin, USA). Como si fueran aquellos caminantes de 1974 saliendo de sus tumbas con hambre y sed de venganza, en la película dirigida por Jorge Grau “No profanar el sueño de los muertos”, una masa flotante y grasienta de sólidos y microorganismos levitaban sin control de los reactores biológicos de la instalación, bajo la mirada atónita de los que allí se encontraban…SEGUIR LEYENDO

Compartir ...Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on FacebookShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *