NACIDA ENTRE TSUNAMIS Y DESECHOS

Nadie debería sentir indiferencia respecto a la creación de los muchos seres que hospedamos temporalmente en este planeta, teniendo en cuenta que cada uno cumple una función y un papel para mantener la armonía de la vida en la tierra. Aunque el nacimiento de los seres macroscópicos, aquellos que somos capaces de contemplar con nuestros propios ojos, es un hecho que inevitablemente nos conmueve, muy pocos serán los que imaginen una reproducción vivípara similar en los seres invisibles, es decir, en aquellos que no somos capaces de vislumbrar sin valernos de herramientas ópticas.

Pero más sorprendente y milagroso es si se trata de seres invisibles de tamaño inferior a 500 µm, y cuya esperanza de vida no supera apenas los 15 días, luchando por su supervivencia entre “tsunamis” de aguas residuales y desechos humanos. Sin más preámbulo, presentamos probablemente una de las experiencias más inolvidables del mundo invisible…SEGUIR LEYENDO

Compartir ...Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on FacebookShare on LinkedIn